marketing-1140x760

La esencia del marketing


Néstor Ahumada
Escritor invitado

La clave del éxito al hacer marketing está en aplicar ya lo que por más de 30 años ha estado grabado en los textos especializados: segmentación, posicionamiento y diferenciación.

La razón de ello reside en gran parte en la mentalidad estratégica que se enfatiza en la formación de sus profesionales pero también en el imperativo de llevar la teoría a la práctica.

Los empresarios han leído y madurado las lecciones de Kotler, de Taylor, de Riess y Trout.

Las han aprendido y dominado porque las han aplicado en el campo práctico: el gran mercado de los productos y servicios.

Esta simple pero concreta verdad ha sido el “secreto” de su creciente competitividad.

Pienso que no existen “secretos” en materia de comercialización. Evidentemente, existen líderes y estrategas que con su mística y estilo personal parecieran hacer magia con las 4p´s. Algo le puedo asegurar, en sus fórmulas, son 2 ingredientes fundamentales: una buena dosis de mercadeo y, una publicidad efectiva y permanente. En este artículo comparto con usted algunos elementos que, por básicos que parezcan, son la base de la eficiencia organizacional.

El primer elemento es el análisis competitivo de la marca y el entorno del mercado, investigar.

De esta manera es posible comprender que aún en tiempos de crisis se deben buscar y encontrar necesidades, ver las oportunidades y desarrollar un concepto para satisfacer y comercializar.

¿Cuál debe ser la prioridad #1 para las empresas de hoy? Lo que se llama aftermerketing, la retención del cliente después de comparar, estimular la fidelidad hacia la marca, lograr que el consumidor siga comprando nuestro producto, que vuelva una y otra vez por nuestro servicio; que crezca con la marca. En este factor está la condición esencial para mantener ventas estables.

Aún cuando el contexto económico sea adverso, el consumidor nos buscará.

Los intangibles que proyectan un estilo de vida, un elemento de identificación, que otorgan status, que estimulan el consumo. Vender tecnología, procesos, mano de obra, etc. Es cosa del pasado, lo que el consumidor busca es un producto que lo satisfaga plenamente. Si el principal factor en la decisión de consumo es la imagen de marca, esto es porque el consumidor da por hecho, que la calidad esta ahí. ¿le parece familiar? Seguramente son las herramientas que los grandes mercadólogos nos vienen ofreciendo hace 30 años, pero que hemos sido incapaces de implementar en nuestros mercados ¿La diferencia? Aprender, comprender, desarrollar y sobre todo… implementar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre*
Correo*
Mensaje*