se-asoma-el-tiempo-de-los-theybies-1140x500

Se asoma el tiempo de los “Theybies”

Tomado de Marketers by Adlatina

La palabra de moda en el marketing del parenting es una mezcla que alarmará hasta a los lingüistas más liberales: un “theyby” es un bebé nacido y criado libre de las restricciones de la designación de géneros, según un artículo recien publicado por la revista The Cut, de Nueva York. Algunos nuevos padres y madres están adoptando esa práctica de crianza de niños, que incluye mantener la anatomía del bebé en secreto respecto de los otros y referirse al chico sólo por el pronombre en plural, en un esfuerzo –dicen- para criar un ser humano más creativo y desinhibido.

Es una nueva palabra, pero no un movimiento enteramente nuevo. Los minoristas y marcas han conocido desde hace algunos años la idea de un género neutral. Y a medida que esa tendencia gane terreno –particularmente con los hijos de los millennials-, los expertos esperan que haya esfuerzos minoristas dirigidos a que aumenten esos consumidores.
“Conforme los padres van cambiando, también cambia con lo que juegan los chicos”, dijo Jim Silver, editor en jefe de TTPM (Toys, Tots, Pets & More). El destaca que el packaging de marcas como Hot Wheels, de Mattel; My Little Pony, de Hasbro, y los productos Star Wars de Lego, incluyen ahora niños y niñas como resultado de ese nuevo comportamiento de los padres. “Los fabricantes no están categorizando los juguetes por la forma en que se los usa; no los están estereotipando por géneros”, agregó, para indicar que en todo caso eso sólo puede ser beneficioso para la industria juguetera porque más niños son atraídos hacia productos que están dirigidos hacia ellos en lugar de hacerlo con un sólo género.

Tres años atrás, algunas grandes marcas comenzaron a probar las aguas de la neutralidad de los géneros. En la gestión de la ex directora creativa Marissa Webb, la marca Banana Republic –propiedad de Gap- debutó con una colección de prendas para bebés que no hacía distinción de géneros. No obstante, una portavoz de Gap dijo que la compañía no tiene nada que compartir en este momento, y que la ropa para niños no es un foco de atención para Banana Republic, marca de Gap. También en 2015, Target se deshizo de toda la cartelería alusiva a los géneros, y ahora los clientes pueden elegir los juguetes por edad, tipo y marca, dijo un vocero, un enfoque que la compañía sigue adoptando.
Courtney Hartman, quien fundó hace cuatro años en Seattle la firma Jessy & Jack -una marca neutral en géneros- dijo que ella está observando que hay menos un foco en marcas de niños y niñas, pero que de todas formas hay una gran distancia para ser cubierta antes que la mayor parte de las prendas para chicos no estén asociados con, por ejemplo, agresivas conductas y deportes.

“Estamos viendo más una percepción y prudencia respecto de los estereotipos de géneros –de ofrecer ciertos colores a ciertos niños- y cómo eso puede ser dañino”, dijo Hartman, quien también es dueña de Handsome in Pink y de Free to Be Kids, dos marcas de prendas que desafían las normas de género con color, slogans y diseño. La ejecutiva espera que más comercios se vayan sumando a la tendencia. Para el marketing de sus propios productos, que se venden online, además a través de Etsy y Amazon, Hartman anuncia primariamente en Facebook, junto con otros canales sociales como Instagram y Pinterest. “Hacemos mucha publicidad en Facebook porque tenemos un mensaje social que realmente interesa a la gente, y nuestros avisos son muy compartidos”, dijo. De hecho, uno de los padres en el artículo de The Cut dijo haber descubierto la idea de género neutral a través del material que recibe de Facebook.

columna3-1140x500

A mi… no me importa la opinión de los demas

Néstor Ahumada
Escritor invitado

La reputación online, como la real, es una opinión de estima (o no) sobre una persona o marca en internet. Y como la real; las conversaciones y opiniones fabrican su prestigio (en parte) a partir del valor recibido al interactuar con ella. ¿Son las opiniones online realmente beneficiosas para una marca? La respuesta rápida es: Sí.

Hace solo unos años se hablaba del día en el que el comentario de un consumidor sobre una marca podría hacerla o deshacerla. Ese día es hoy.

¿Quién hoy en día no lee en Amazon los reviews de un producto como un libro, un reloj o un gadget antes de comprarlo?, ¿Cuántas veces googleamos una película en la web para conocer su trama y si vale la pena ir a verla antes de ir al cine?, ¿Quién se atreve, a probar un restaurante u hospedarse en un hotel que no aparece en TripAdvisor?

Claramente las opiniones son un factor esencial para la toma de decisiones en los consumidores. ¿Son buenas también para las empresas? Sabemos que los reviews tienen un efecto directo sobre sus resultados.

Michael Luca, profesor de administración de negocios en Harvard, analizó cómo incidían los reviews en Yelp al desempeño de los restaurantes. Luca descubrió que por cada estrella añadida (en Yelp los negocios se califican en una escala de entre 1 y 5 estrellas) los restaurantes generaban un 5 y un 9% más de rentabilidad.

En general, los reviews influyen de manera importante al cerrar una compra. Un estudio de Offers.com señalo que el 53% de los consumidores considera las opiniones que otros usuarios han publicado, para apoyar la comprar o no de un producto.

Esto es válido tanto para un comentario a favor como uno en contra. Las malas críticas en internet pueden acabar con el interés por un producto concreto: el 86% de los consumidores, según un estudio de Dimensional Research, es susceptible a ellas.

Otro estudio de TrustPilot revela que, aunque 54% de las empresas teme que un comentario negativo afecte sus ventas; 79% considera que las opiniones positivas tienen un impacto favorable en sus resultados. 3 de cada 4 empresas afirman que los reviews contribuyen a conseguir nuevos clientes y 58% afirma que les permiten detectar aspectos sobre los cuales mejorar.

Este último aspecto es, en particular, valioso para empresas en busca de robustecer su plataforma de Ecommerce: una o varias opiniones negativas sobre un artículo permiten entender y detectar problemas que los clientes experimentan en su interacción con un producto o servicio.

Consecuentemente, una serie de reviews favorables proveerán insights sobre aquello que se está haciendo bien, que genera valor y conviene potenciar.

En el caso de los reviews en vídeo, las opiniones reciben mayor credibilidad. Especialmente en el caso de productos más caros como electrodomésticos de gama alta o productos de nuevas tecnologías. Esto es porque la recomendación incluye imágenes de una persona real interactuando con el producto también en tiempo real. El review en video ofrece entonces una experiencia mucho más vívida que solamente un texto descriptivo. De hecho, los vídeos en YouTube ya son un factor a tener en cuenta para saber qué comprará el consumidor. Uno de cada dos compradores ha sido influido a consumir por un vídeo en YouTube.

Es innegable la influencia de un comentario en línea para generar nuevos clientes, gatillar conductas de compra y en esto, se destaca su potencial para influir en una nueva construcción de reputación online, que en definitiva suma o resta a la imagen total de una marca.

prohivir-spots-de-30-en-youtube-no-esta-funcionando-1140x500

Prohibir spots de 30” en YouTube no está funcionando

Tomado de Marketers by Adlatina (Ad Age) 

Rige desde el último enero, pero los grandes anunciantes parecen no confiar en tamaños menores, como los de 20, 15 y 6 segundos. Las marcas mayores siguen confiando en la duración estándar, que es la misma que predomina en la TV. Los usuarios de YouTube tienen que seguir viendo avisos de 30 segundos de los mayores anunciantes del sitio, a pesar de la prohibición que rige para los comerciales de larga duración en ese website. Los video clips de YouTube muestran comerciales pre-rolls de NBCUniversal, Viacom, Turner y otras cadenas, aun cuando el sitio propiedad de Google anunció que dejaría de servirlos.

Las marcas grandes, incluyendo a Time Warner, Verizon y GMC, han estado entre los anunciantes que siguen usando los largos spots. A principios del año pasado, Google anunció que dejaría de emitir los comerciales de 30 segundos que no tuvieran botones para saltearlos, ya que los usuarios generalmente detestan las largas interrupciones. En su lugar, emitirían los avisos de 20, 15 y 6 segundos.

El cambio se aplicó desde enero. “Dejamos de apoyar a los comerciales de 30 segundos imparables en enero de 2018, pero cuando bajamos la cantidad, un muy pequeño número de impresiones provenientes de vendedores de avisos de terceras partes pudo todavía abrirse camino a través de nuestros sistemas”, dijo una portavoz de YouTube en una declaración. “Como siempre, estamos trabajando con nuestros asociados para focalizarnos en formatos que funcionen bien tanto para los usuarios como los anunciantes”.

Las mayores cadenas de televisión pueden usar sus propios equipos publicitarios y tecnología para manejar la experiencia comercial en sus canales de YouTube. Ellas utilizan vendedores de terceras partes como Freewheel para coordinar las campañas publicitarias de vídeos digitales que corren a lo largo de vídeos en sus propios sitios y en YouTube. Sólo un selecto grupo de asociados a YouTube tiene ese privilegio de manejar su propio inventario de avisos. Los comerciales de 30 segundos son el tamaño estándar en televisión, pero el mundo digital está tratando de avanzar con formatos más breves, que los usuarios podrían tolerar mejor.

Los avisos de 6 segundos están en su faz de lanzamiento, incluso en algunas cadenas tradicionales como Fox, que ha emitido comerciales de ese tamaño durante espacios deprime time. No obstante, las marcas parecen todavía muy apegadas a los mensajes más extensos, y muchos son escépticos respecto de cuánto impacto pueden tener en los consumidores con sólo 6 segundos de publicidad.

La Unión Guatemalteca de Agencias